top of page
  • Foto del escritorRedacción

MOTOLINÍA PASÓ LA SEMANA SANTA EN TEHUACÁN VIEJO

Juan Manuel Gámez Andrade Cronista de la Ciudad El 28 de marzo de 1540, día de pascua de Resurrección, fray Toribio de Benavente, después de haber hecho un viaje que lo llevó hasta el río Papaloapan, llega al monasterio de Tehuacán, según precisa el historiador Edmundo O´ Gorman.

La efeméride queda debidamente documentada por el mismo misionero franciscano llamado también Motolinía, quien en su Historia de los Indios de la Nueva España relata:

"En este pueblo de Teoacán en el año de 1540, el día de la pascua de la Resurrección, vi una cosa muy de notar. Y es que vinieron a oír los oficios divinos de la Semana Santa y a celebrar la fiesta de la Pascua, indios y señores principales de cuarenta provincias y pueblos algunos de ellos de cincuenta y siete lenguas, que ni fueron compelidos ni llamados; y entre todos había de doce naciones y doce lenguas diferentes".

Fray Toribio continúa diciendo: "Estos todos, después de haber oído los oficios divinos, hacían oración particular a Nuestra Señora de la Concepción, que así se llama aquel monasterio. Estos que así vienen a las fiestas, siempre traen consigo muchos para bautizar y casar, y confesar, y por esto hay siempre en este monasterio gran concurso de gente".

Invaluable testimonio de Motolinía sobre lo que hoy llamamos cosmopolitismo de un sitio geográfico, estratégico, y que el cronista fray Bartolomé de las Casas llamó "lugar de frontera".

0 comentarios

Comments


bottom of page