top of page
  • Foto del escritorRedacción

CUATRO PLATILLOS COME EL POBLANO, PUERCO, CERDO, COCHINO Y MARRANO: LUIS CABRERA

El 12 de abril de 1954 dejó de existir en la ciudad de México el ilustre abogado y literato Luis Cabrera Lobato, quien nació en Zacatlán de las Manzanas el 17 de julio de 1876 en el seno de una familia humilde; su padre fue Cesáreo Cabrera, de oficio panadero, y su madre doña Gertrudis Lobato.



El 27 de abril de 1911, publicó una "Carta abierta a Francisco I. Madero", en la que lo exhorta a emprender reformas profundas y no sólo conformarse con la renuncia de Porfirio Díaz.


Fue un severo crítico del gobierno cardenista; en libros y artículos periodísticos atacó muchos de los principales actos del general Cárdenas, como los repartos agrarios en La Laguna y Yucatán, a los que consideró un ensayo comunista.


Entre su obra escrita, a veces con los seudónimos de “Juan Tenorio” y “Blas Urrea”, destacan: La herencia de Carranza, La revolución de entonces y de ahora, Credo político y social, Obras políticas, Veinte años después... de 1910, El balance de la revolución y Un ensayo comunista en México.


Fue diputado en la época en que dominaba la tribuna el famoso "cuadrilátero" con Querido Moheno, Francisco M. Olaguibel, José María Lozano y Nemesio García Naranjo. Cuando disertaba en la tribuna del Congreso de la Unión el voluminoso Aurelio Manrique le gritó: ¡Mono, perico y poblano…! A bote pronto Cabrera le respondió: ¡Los poblanos comemos cuatro platillos: puerco, cerdo, cochino y marrano! El pobre de Manrique fue aplastado por la carcajada de los diputados.

Así era el licenciado Luis Cabrera.

0 comentarios

Comments


bottom of page