top of page

Fragmento ponencia Facultad de economía UNAM a juventud del 68.

  • Fragmento ponencia Facultad de economía UNAM a juventud del 68 a los “Ninis” y los “Dreams”.

Los logros alcanzados por el M68 son múltiples y diversos, se constituye en un parte aguas históricos del país, irrumpe la continuidad permanente del presidencialismo despótico, obliga a que se adapten sus demandas para continuar a otros cambios de orden político, como fueron, la solución al Pliego petitorio, respeto y acatamiento a la Constitución, disminución de la edad para ser ciudadano, atención a la juventud y a la educación superior, promovió la apertura del Congreso a la pluralidad ideológica, por medio de la reforma electoral de 1976 que desplegó el abanico de los partidos políticos para incluir a las expresiones ideológicas del comunismo y el sinarquismo, una de izquierda y otra de derecha, que se encontraban proscritas y sujetas a ser blanco de la represión continua y asì seguir citando sus repercusiones como la formación de ciudadanía en su doble vertiente, la nacional y la latinoamericana.

Fue la L Legislatura del Congreso de la Unión la que aprobó el decreto de ley electoral que a la vez que abrió una representación incluyente propició la representación plural de los mexicanos, en dicha Legislatura conformada por 150 legisladores de los cuales la mitad de los diputados precedían de la UNAM, otros centros de educación superior del interior del país, una buena parte de ellos se habían involucrado con el proceso estudiantil del 68, entre ellos la Maestra Ifigenia Martínez, Antonio Tenorio, Hugo Castro Aranda, etc., universitarios de una u otra manera dieron su aportación al M68.

A la vez el legado de la LIII Legislatura es significativo por ser esta la que ciudadaniza la representación dentro del Consejo Nacional del Instituto Federal Electoral, pero también por incluir en su cuerpo de legisladores a dos figuras señeras, Eduardo Valle “El Búho”, y Heberto Castillo, y Oscar Levìn Coopel.

La lista es numerosa no alcanzo a resumirla es necesario registrar a Pablo Gómez y Raúl Álvarez Garín quienes fueron destacados legisladores por la Corriente Democrática del 88 que tuvo el privilegio de disputar y derrotar al partido hegemónico del presidencialismo depredador encabezado por Carlos Salinas de Gortari, quien a su vez se ostentaba como incluido participante del Movimiento estudiantil en su formación universitaria, Pablo Gómez se mantiene aún en el ruedo legislativo, su carrera ha sido larga prolífica, Raúl Álvarez fue un incuestionable luchador de la legalidad por mantener la memoria del Movimiento como una lucha por la justicia y reivindicación a las víctimas y en contra del genocidio, un esfuerzo ejemplar en los términos en los que indicaba su denominación original : “Movimiento Estudiantil Popular en pro Libertades Democráticas”.

Digamos que el M68 lucho en dos espacios y durante varios tiempo, como fue la lucha social por las libertades democráticas durante el conflicto y sus acciones posteriores, lo que derivó en dos ramas de participación la legislativa, por rescatar la legitimidad y el ejercicio de la soberanía, otra rama más fue la lucha armada que siguió por distintos senderos, hasta topar con la limitación inevitable del abasto de armas, un punto ciego dominado por los EEUU.

Los tiempos que se siguieron derivaron al campo electoral de los partidos políticos a la vez que la lucha electoral a partir de 1988, con posterioridad vendría la Revolución de las Cañadas, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, una lucha con programa y estrategia diverso al que se presentò en 1968.

La globalización nos despojó del Estado nación, nos volvió a situar como población endémica e inerme, nos impusieron por el esquema de la deuda creciente acumulativa e impagable un mecanismo de asimilación en lugar de integración con el TLCAN que nos llevò a la ruptura del aparato productor nacional, a la vez que alentó la emigración de multitudes.

Durante este trayecto la juventud que fue vigorosa y valiente en el 68 las generaciones posteriores fueron cooptadas de manera principal el consumismo, el torrente innovador tecnológico , a la vez fueron despojadas de su anhelo transformador y rebelde, la postraron y llegaron a humillar con la discriminación de NINIS, depositando el fracaso del sistema en responsabilidad que no les correspondía por ser la víctima de ese sistema, tan absurdo que en este tiempo se embelesa con los Dreams o DACAS, a quienes adulan, son esos jóvenes sustraídos de su patria originaria que fueron llevados por sus padres a los EEUU a quienes hoy Trump les niega el derecho de ciudadanía y los convierte en apátridas potenciales.

Nuestros jóvenes se les llama NINIS a los que emigraron en la sangría poblacional se les llama SOÑADORES, a unos se les niega universidad y trabajo, a otros se les brindan privilegias y se muestran como el modelo de juventud, ¿acaso es una entrega de la población al exterior en su versión moderna y agradecida?, ¿el espíritu de Moctezuma prevalece?

Las preguntas que quedan es valorar: “el status de libertades civiles antes y después de 1968”; ¿la condiciones de la soberanía en el Estado nación y las respectivas de la nación en la globalización.


0 comentarios
bottom of page