top of page
  • Foto del escritorGustavo Méndez Osorio

DONATO BRAVO IZQUIERDO, A PUNTO DE SER FUSILADO.


Hace unos cien años, en principios del mes de mayo de 1914, el futuro General Donato Bravo Izquierdo, procedente de la zona de Veracruz, llegó a su natal Coxcatlán, en esos meses bajo el control del General zapatista Melesio Cavanzo, oriundo de Zoquitlán, rebelde contra el gobierno de Victoriano Huerta y para el momento un miembro de las facciones vencedoras de los constitucionalistas. El entonces capitán Donato Ermelindo Bravo Izquierdo en una asoleada mañana se encontraba almorzando unas “conservas” en la casa de un pariente, de esos parientes que siempre abundan en las poblaciones pequeñas, cuando una partida de diez soldados bajo al mando de un oficial supeditado a las órdenes de Cavanzo lo sorprendieron.

En esa ocasión el General Bravo Izquierdo estuvo a punto de ser fusilado, en su obra autobiográfica titulada “UN SOLDADO DEL PUEBLO” narraría el hecho de la manera siguiente:

“Estaba en un tendajón de un pariente mío almorzando unas conservas enlatadas, cuando se presentaron 10 soldados a las órdenes de un oficial apuntándome con sus armas, intimándome a que me rindiera. Le pregunté al oficial de qué se trataba y me contestó que no sabía, que él había recibido órdenes superiores y colocándome entre las dos filas que formaban los soldados ordenó la marcha, pero no para el cuartel sino para una calle recta que desembocaba al fin del pueblo en el panteón municipal; yo no encontraba ningún recurso que poner en práctica, la fuga era impracticable. Pensando en lo que podía hacer llegamos al panteón. Pedí al oficial que me permitiera hablar con el General Cavanzo o con el Coronel Cortés y el oficial me contestó que él tenía órdenes de no dejarme hablar con nadie y acto seguido me ordenó que me parara dando la espalda a la barda”.

Así colocado de espalda a la pared del panteón, Bravo Izquierdo se preparaba para recibir la descarga de fusilería que el pelotón se disponía a darle, ¿Qué fue lo que impidió que su brillante carrera terminara en su natal Coxcatlán? El mismo general líneas adelante nos daría la respuesta, diciendo:

“En ese momento llegó corriendo a caballo el Coronel Cortés, increpando al oficial sobre quién había dado aquella orden; el oficial se acercó y en voz baja le dijo de quién la había recibido, a lo que contestó el Coronel Cortés con toda energía que suspendiera el acto y que se retirara a su cuartel, que él no debía haber obedecido órdenes de aquellas gentes.

“Retirándose la tropa, se acercó el Coronel Cortés a saludarme con un afectuoso abrazo; le pregunté que de qué se trataba y por qué habían cometido conmigo ese atentado. Me contestó que se trataba de una denuncia que había hecho un Coronel Cabrera diciendo que yo era un espía”.

En seguida Bravo Izquierdo se trasladó al centro del pueblo, a la alcaldía, que eran las oficinas preferidas del General zoquiteco Melesio Cavanzo, quien lo recibió en estado etílico y después de oír los reclamos de Evodio Cortés y la explicación de Bravo Izquierdo, se disculpó por los actos ordenados a la tropa.

Fue así como Evodio Cortés Bravo salvó la vida de su primo Donato Bravo Izquierdo, ambos generales del ejército mexicano desempeñarían cargos legislativos y políticos llegando a ser los dos coxcatlecos más destacados del siglo XX, quienes junto con Alberto de la Vega formarían la triada que daría a Coxcatlán el título de “Tierra de Generales”.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

LAS HACIENDAS.

COXCATLAN, Pue.- Las haciendas fueron uno de los problemas sociales que más alentaron el descontento social para la caída del régimen porfirista; aunque realmente no fue un problema nacido con don Por

LA RELIGIÓN DE LOS ANTIGUOS COXCATLECOS.

Coxcatlan, Pue.- La teología del México prehispánico es interesante debido a su complejidad. De los periodos Preclásico y Clásico, tenemos pocos datos sobre este tema. No es igual con el Posclásico, y

bottom of page